Herramientas y MaterialesIdeas

¿Bañera o ducha?

Esta es una duda que siempre se plantea cuando se va a remodelar un baño  o simplemente cuando se hace la lista de necesidades cuando estamos comprando o alquilando un piso. Por supuesto que todo depende de los gustos personales y cada quien es libre de decidir, pero cada una de las dos opciones tiene sus desventajas y ventajas. Veamos a grandes rasgos de que se trata del tema y que debemos tener en cuenta.

La ducha es algo especialmente práctico, se instala en cualquier baño muy pequeño  y es lo ideal para el día a día. Con los elementos de seguridad necesarios, como son las barras, es el sistema ideal para personas de edad más avanzada. Son seguras y prácticas. Hoy día las hay con sistemas de cabinas que las hacen más sofisticadas, ofreciendo muchas variantes de chorros de agua en diferentes intensidades y sentidos.

Las bañeras son lo primero que uno piensa cuando hay peques en la casa. Ese momento del día, previo a ir a dormir, cuando se relajan en un buen baño, es lo más lindo de disfrutar con los peques. No es muy práctico, pero es la primera elección, en mi caso, para una familia con niños.

En el caso de las bañeras también tenemos muchas opciones. Los hidromasajes son algo para pensar bien. Tiene que estar muy bien instalados, sino dan problemas. Si lo nuestro es relajarnos en un hidromasaje, pues bien, pero la mayoría lo usa una o dos veces al año, no más de eso.