Herramientas y Materiales

Accesorios de hormigón en casa

El uso del hormigón lustrado se ha ido extendiendo en los últimos años, al punto que hoy día es un elemento de uso muy frecuente. Ya no se trata de simplemente colocar un suelo de hormigón, también se usa en frisos, encimeras y como veremos hoy, en accesorios de baño y de cocina. En este último caso es donde más elementos he visto.

Hay una especie de bandejas que sirven tanto para presentar unas  frutas en la encimera, como para llevar a la mesa  como tabla de embutidos y quesos, para usar como bandeja tradicional… se me ocurren muchas cosas. Al ser el hormigón tan combinable, en todos los casos que os he propuesto, además de la funcionalidad hay una estética nada despreciable.

Me encantan los posavasos, pero siempre y cuando los usemos sobre una mesa de madera o sobre un mantel muy oscuro. Sobre blanco, por ejemplo, siento que pierden toda gracia y encanto, quedando solamente como un elemento pesado que no aporta nada en la decoración.

Muy monos son los saleros y pimenteros. También he visto recipientes de mayor tamaño para guardar cosas en la cocina. El problema en este caso es el peso. Creo que se recargarían mucho los estantes con este tipo de recipientes, más si en su interior llevan elementos que también aportan peso.

Para el baño he visto pequeños estantes para colocar el cepillo de dientes, la afeitadora y algunas pocas cosas más. El punto aquí sigue siendo el conseguir coherencia con el resto del baño, ya sea para una armonía como para un contraste.