Restaurar

Adaptar un mueble para uso de tu mascota

Mueble para mascotas

Reciclando un antiguo mueble de cocina, podemos fabricar un original espacio de descanso y almacenaje para nuestras mascotas; un mueble que no podemos encontrar en ningún otro sitio, que es muy fácil de fabricar y que nos será muy útil en casa. Aprende con estos pasos a adaptar un mueble para uso de tu mascota.

Un simple mueble de cocina viejo puede adaptarse para albergar todos los elementos que necesita tu mascota.

En primer lugar debemos soltar las puertas para poder trabajar mejor y hacer una pequeña entrada para que la mascota pueda pasar. En cada caso, podemos darle a la puerta la forma que queramos, como esta simpática forma de gato de la imagen.

Dibujamos la silueta de la plantilla sobre las puertas, y cortamos con la sierra de calar utilizando hoja para cortes curvos en madera.

Lijamos bien los bordes y rematamos los cantos para que nuestra mascota no se haga daño, para ello podemos utilizar una cinta de cantear de melamina que se adhiere con calor a través de la plancha.

Colocamos unos tiradores en las puertas ayudándonos con el taladro y una broca para madera del diámetro adecuado para los pomos que hayamos elegido. Lijamos bien las puertas, limpiamos el polvo, y pintamos las puertas.

Pasamos a la parte principal del mueble, dónde colocaremos un suelo vinílico protector sobre el suelo de la caja. Pegamos la lámina autoadhesiva, y retiramos los sobrantes cortando con un cúter.

En el lateral abrimos dos orificios a diferentes alturas con el taladro, dónde colgaremos un rascador en el caso de que nuestras mascota sea un gato. En el otro lateral colocamos un tirafondos dónde vamos a colgar un juguete para nuestro gato.

Para finalizar el trabajo, sólo falta volver a colocar las puertas en el mueble. Nuestra mascota podrá disfrutar de un mueble fabricado exclusivamente para ella, adaptado a sus necesidades.