Ideas

Aislantes para unos radiadores eficaces

Radiator and blue sky in home interior

Si mejoramos los aislamientos térmicos de nuestro hogar conseguiremos disminuir la energía consumida. Si queremos que nuestros radiadores mejoren su eficiencia podemos utilizar planchas de aislantes térmicos que eviten las pérdidas de calor.

Planchas aislantes en los radiadores

Una solución muy asequible para incrementar la eficiencia térmica de los radiadores de la calefacción que dan a una pared exterior es colocar nosotros mismos una plancha de aislante térmico detrás del radiador, evitando así pérdidas de calor de la pared.

Se trata de planchas de espuma fina recubiertas de un material reflectante que consiguen reducir eficazmente las pérdidas al exterior y mejorar de este modo el rendimiento del radiador.

Estas planchas, como hemos dicho, se tienen que colocar detrás del radiador y nos ayudan a ahorrar hasta un 20% de energía debido a su gran capacidad aislante del calor que en invierno se escapa a través de las paredes.

Cómo colocar las planchas aislantes

Las láminas resisten altas temperaturas, hasta de 70ºC, y las podemos cortar con la ayuda de unas tijeras para que se adapten adecuadamente  a las diferentes superficies.

Una vez apagado el radiador lo medimos y pasamos las medidas a la lámina o plancha. Después tenemos que cortar un trozo un poco más pequeño que las medidas tomadas para que la lámina no sea visible.

A continuación tenemos que calcular la posición correcta de los soportes del radiador para hacer las marcas y los agujeros que irán en las piezas de sujeción.

Cuando hayamos comprobado que la lámina se mueve correctamente por la parte trasera del radiador colocamos unas tiras de cinta adhesiva, que resista temperaturas elevadas y que sea de doble cara, en la base de espuma y quitamos el plástico protector. Y para finalizar colocamos la lámina en la pared y presionamos para que quede perfectamente adherida.