Trucos

Algunos trucos para el calzado

algunos-trucos-para-el-calzado

Como en todas las cosas, un mantenimiento correcto alarga la vida útil de cualquier objeto. Los zapatos no suelen ser muy baratos, de ahí la importancia de mantenerlos de un modo adecuado. El calzado de buena calidad, si lo mantenemos bien, debe durar varios años. Tal vez en la moda femenina los vaivenes hacen que no los usemos de modo continuado, pero un calzado clásico y cómodo, merece toda nuestra atención.

Siempre que guardamos el calzado debemos hacerlo perfectamente limpios y secos. En esta época del año, con mal clima, tenemos que tener especial cuidado en este sentido. El lugar donde se almacenan los zapatos tiene que tener una buena ventilación, para asegurar un buen estado de los mismos. Si se trata de botas es muy importante que la caña quede estirada. Para eso podemos ponerle en su interior una botella de plástico, o simplemente rellenarla con papel de diario.

El primer truco que os daré es para esos zapatos nuevos que tienen suela algo resbaladiza. Esto es más una cuestión de seguridad que de mantenimiento. Lo que debemos hacer es raspar la suela con un cuchillo en varios sentidos, para dejarla texturada, de modo de impedir un peligroso resbalón. Otra forma es pasándole una lija gruesa en varios sentidos.

Cuando tienes que usar unos zapatos que están sin lustre y te has quedado sin pomada o cera para ese fin, se puede solucionar muy fácil. Una forma es pasarle al cuero la parte interior de la cáscara de plátano o banana. Otro modo es con un algodón embebido en unas gotas de leche. Las cremas de limpieza para la piel también nos pueden ser útiles, pasándolas también con un algodón. Cualquiera sea el procedimiento, luego debemos lustrar con una tela limpia.