Herramientas y MaterialesIdeas

Antes de comprar una mesa de centro

La mesa de centro puede ser un mero elemento decorativo, pero también puede ser funcional. Lo importante, como toda vez que vamos a salir de compras, es determinar con claridad que es exactamente lo que necesitamos y que cosas nos podemos permitir y cuáles no. Si vamos analizando punto a punto lo que queremos y lo que podemos tener, al momento de ir a comprar, vamos sin pérdida de tiempo en busca de la mesa ideal.

El primer punto es saber si de verdad es buena idea poner una mesa de centro. Si el espacio es muy limitado, tal vez no sea lo mejor. Hay que calcular un espacio de al menos 50 cm de la mesa al sofá y cualquier otro mueble cercano. Si no disponemos de ese espacio para una mesa de dimensiones normales, pues no va.

El tamaño de la mesa es simple de calcular, ya que tiene que tener una longitud de la mitad del sofá, como mínimo, de otra forma queda perdida. La altura tiene que ser como máximo, pero muy máximo, de la altura del asiento del sofá. Si sobrepasamos esa medida da la sensación de que el espacio queda muy reducido y puede molestar a la vista.

Tenemos que definir que uso le daremos. Si necesitamos espacio de almacenaje, hay que elegir una que lo permita. Si pensamos en comer en ella, hay que tener en cuenta el tipo de superficie que nos permita ese estilo de uso, sin que se dañe.