Restaurar

Aplicar yeso en las paredes

yeso

Es posible que con la aparición de grietas en nuestra casa nos veamos obligados a aplicar yeso en las paredes o techos. Es algo muy normal a medida que las viviendas van cumpliendo años.

Además de las grietas, este material nos ayudará a preparar las superficies cuando queramos pintarlas o colocar papel encima de ellas. El yeso es muy utilizado en albañilería, y su aplicación no resulta muy complicado para los que se inicien en el mundo de la reforma.

Se suele comprar en bolsas en los centros de bricolaje. De esta manera podemos adquirir la cantidad justa para realizar la mezcla sin problemas. Además necesitaremos agua para realizar la masa. Entre las herramientas que emplearemos se encuentran una paleta, una espátula y una llana.

Antes de nada hay que preparar la pasta con la que vamos a trabajar. Hay que seguir los pasos adecuados. En primer lugar añadimos agua a un cubo a un recipiente de similares características, siguiendo las instrucciones que indica el fabricante, para a continuación ir añadiendo poco a poco el yeso.

Nos ayudaremos de la espátula para hacer la masa. La dejaremos reposar unos minutos antes de ponernos manos a la obra.

Con la ayuda de la llana cogeremos el yeso y la paleta será la herramienta que usaremos para repartirlo por toda la superficie. Intentaremos cubrir la parte dañada en pequeños pasos, sobre todo si somos principiantes, ya que nuestro objetivo es conseguir que la pared o techo quede lo más liso posible.

Tampoco hay que escatimar a la hora de utilizar el yeso. Para conseguir el acabado perfecto tendremos que echar la cantidad necesaria. Además de tapar grietas, también te será de gran ayuda para arreglar paredes que vayas a decorar.

Otra posibilidad es usar el yeso para pegar algún objeto en la pared. En ese caso echaremos la masa sobre la llana y la extenderemos por toda la superficie del adorno para acabar fijándola en la pared.