IdeasTrucos

Cómo fabricar un aromatizador casero

El placer que nos produce fabricar en casa los elementos que usamos día a día, es algo que solo quienes lo hacemos conocemos bien. Por ese motivo es que tratamos de cubrir todo tipo de intereses de nuestros lectores, para motivarlos a iniciarse en el arte del bricolaje moderno. Os invito a escribirnos pidiendo las recetas que má s les interesen  y si no sabemos como hacerlo, pues investigaremos, probaremos y os contaremos.

Una casa limpia tiene que oler bien. Elegir un buen aromatizador es clave para que nuestro hogar huela excelente. En lo personal no me gusta usar químicos si puedo evitarlos, por lo que en casa se aromatiza con lo que se fabrica en casa. Veamos una receta bien, pero bien simple y barata.

Aromatizado de hogar casero

Vamos a necesitar un frasco de boca ancha de vidrio, medio litro de agua, cuatro cucharaditas de gelatina sin sabor, 20 gotas del aceite esencial del aroma que más nos guste, dos cucharadas de sal y colorante vegetal. Esto último es opcional, pero si lo vamos a usar hay muchos colores posibles, intentemos uno que combine con el aroma (por ejemplo, amarillo para el limón).

En una cacerola hervimos una taza de agua, a la que agregamos una vez que hierve, el aceite y el colorante y retiramos del fuego. Agregamos la otra taza de agua, pero bien fría y disolvemos ahí la gelatina sin sabor. Revolvemos bien suave para no hacer espuma. Vertemos en los frascos y dejamos que solidifique.

Si vamos a usar tapa, le hacemos unos pequeños agujeros para que salga el aroma.