Reparaciones

Arreglar ventanas de aluminio

ventanas-aluminio-correderas-doble-hoja

Aunque a simple vista pueda parecer un tanto complicado, arreglar ventanas de aluminio es una tarea bastante sencilla. Uno de los principales problemas que podemos encontrar es en las ventanas correderas, donde los cierres y enganches impedirán su correcto cierre si no presentan un estado adecuado.

Los encontramos de distintos tipos, ya sean con muelles como cualquier otra ventana o sin ellos. Por lo general se acaban deteriorando por el desgaste del paso del tiempo o por los golpes que pueda sufrir.

Cuando hablamos de los enganches nos referimos a las piezas que van atornilladas al marco de la ventana y sobre los que se fijan los cierres de las hojas. La solución dependerá del tipo de problema, pero por lo general se opta por la regulación de los cierres. Suelen tener un tornillo que fija el enganche del interior del cierre. Permanece oculto tras una pieza de plástico en la parte superior del enganche.

Es preciso aflojar parcialmente el tornillo y desplazar el enganche hasta dejarlo en la posición deseada. Lo volvemos a apretar y verificamos que la hoja cierre bien. Es importante que no descuides las reparaciones carpintería aluminio.

Otra opción que podríamos contemplar sería que el enganche interior del cierre se encuentre dañado o partido y la única solución que existe pasa por sustituirla por otra. La pieza no cuesta mucho.

La tercera posibilidad y quizás la menos frecuente es que la ventana de aluminio no funcione bien porque el cierre esté desplazado o doblado. En el caso de que sea por esta última opción habrá que sacarlo aflojando el tornillo y extraer el tornillo cuando ya esté flojo. Cuando lo tengamos en la mano habrá que enderezarlo con un tornillo de banco, y en el caso de que no dispongamos de él buscaremos una alternativa, como apoyarlo sobre un sitio sólido y sujeto con unos alicates, mientras lo golpeamos suavemente con un martillo.