Trucos

Más tratamientos exfoliantes

En un post anterior hemos dado una receta de un exfoliante para fabricar en casa, lo que tiene la ventaja de ser muy efectivo, muy barato  y tenemos muy claro que elementos estamos usando algo que no siempre nos consta cuando vamos a un salón de belleza o incluso a un spa. Fabricar en casa los cosméticos, mascarillas y tratamientos tiene todas esas ventajas.

Tratamientos caseros para la piel

Algo que es siempre muy efectivo para tratar nuestra piel, son los baños en los que agregamos elementos. Mientras nos relajamos con un buen baño de inmersión, podemos a su vez estar haciendo algo que mejore nuestro aspecto y  nuevamente, sin gastar casi nada.

Baño exfoliante

Uno de mis baños exfoliantes preferidos es el que se hace con avena arrollada. La avena es excelente para la nutrición, limpieza y exfoliación de la piel. Se usa mucho en mascarillas, que ya veremos en un post siguiente. La avena en los baños de inmersión de puede aplicar de un modo muy ingenioso, sin dejar la bañera hecho un desastre.

Colocamos en un recipiente adecuado una taza de avena arrollada de buena calidad, media cucharadita de canela, media cucharadita de vainilla y media taza de bicarbonato de sodio. Mezclamos muy bien todos los ingredientes y aquí viene la parte más ingeniosa: colocamos todo en una media tipo panty y hacemos un nudo muy fuerte.

Solo nos resta llenar la tina de agua tibia y colocar nuestro tratamiento en ella. De ser posible nos relajamos un muy buen rato mientra el tratamiento hace efecto. Buena música es una excelente ayuda en ese sentido. Repetir una vez a la semana.

Foto: captura api.ning.com