Ideas

Bricolaje para principiantes: dos ideas fáciles y baratas

Bricolaje para principiantes, dos ideas fáciles y baratas

Mi primer consejo si nunca hemos hecho nada de bricolaje, es animarse. Obviamente que respetar todas las normas de seguridad, pero siempre sin miedo. El pensar que nos va a quedar desprolijo o no muy lindo hace que nunca nos atrevamos a dar ese primer paso. Seguro que lo primero que hacemos tal vez no nos quede espectacular, pero de a poco vamos aprendiendo. Hoy os voy a sugerir ideas muy simples y muy baratas para decorar un salón en un piso pequeño, con un estilo claramente rústico.

Para comenzar nuestro trabajo de bricolaje

Lo primero es conseguir en un mercadillo, de esas puertas antiguas que tienen vidrio o diferentes sectores de maderas. Lo que haremos es usarla como marco de espejos (uno en cada vidrio). La puerta la vamos a colgar en forma horizontal, me gusta mucho hacerlo en la pared donde se encuentra el sofá. Como el piso es pequeño los colores base son neutros y el colorido viene en estos detalles. Vamos a  lijar la puerta y la pintamos con un color fuerte. Medimos bien antes de comprar los espejos, los que vamos a pegar con silicona con mucho cuidado. Solo nos resta colocar en la pared los tacos (fuertes porque la puerta tiene su peso) cuidando de nivelar muy bien. Es más fácil de lo que parece.

Los espejos nos han aportado luz, amplitud y color

Pero como queremos dar más color, lo haremos con nuestro siguiente paso, que son los cojines. Vamos a aportar mucho color con ellos, pero sobretodo texturas. Si podemos hacer uno de seda y otro con un jersey, obtendremos un resultado sumamente original y divertido. La inversión es muy baja, solo hay que animarse con la aguja y el hilo.

El diseño para un espacio pequeño debe ser bien planificado, pero con un poco de idea, podemos hacer  del bricolaje, algo genial.