Reparaciones

Camas ruidosas, problema con solución

Mediterranean bedroom

Hay veces que en lugar de solucionar un problema, lo asumimos como permanente y nos adaptamos a el, hoy vemos el tema de las camas. No funciona la luz del recibidor y en lugar de remplazar el dispositivo que está fallando, encendemos la luz del salón apenas entramos a la penumbra de nuestro piso. Un cajón no cierra bien y nos acostumbramos a levantarlo un poco a la derecha, hacer algo de fuerza y por fin moverlo. No tiene sentido pero a quien más quien menos, a todos nos ha ocurrido. Hay cosas que nos dan mucha pereza y las dejamos estar. Pues no, que acostumbrarse a lo malo hace mal.

Algo muy molesto

Una cama ruidosa es algo que de verdad molesta y pensamos que es complicado de resolver. No necesitamos ser unos expertos para poder resolver la mayoría de estos problemas, ya sean  camas  de madera como en una de metal. De nada nos sirve saber cómo decorar un cabecero de cama, si la misma no sirve para descansar por lo ruidosa.

Localizar el ruido

Debemos retirar el colchón y buscar donde se origina el problema. El primer punto es revisar todas las juntas y ensamblajes. Todo los tornillos apenas sueltos deben ser ajustados. Si no tienen arandela, los retiramos, agregamos una arandela y volvemos a ajustar. Hay quienes recomiendan pasar cera de vela por todos los ensamblajes. No lo he hecho pero dicen que funciona perfectamente.

Un truco muy antiguo es colocar en el centro de las camas, obviamente sin el colchón, una línea de calcetines o camisetas de algodón que ya no se usan. Santo remedio, dicen las abuelas.

En el caso de que se trate de  camas de metal o con estructura metálica en parte, lo que haremos será parecido a la madera. Retiramos el colchón y verificamos todas las uniones. Todo lo que sea necesario ajustar se ajusta. El paso siguiente es lubricar todas las juntas y resortes. Por supuesto que hay que limpiar muy bien para no ensuciar luego el colchón.