Reparaciones

Cambiar la rueda de una silla de oficina

Rueda de una silla de oficina

Cuando una de las ruedas de nuestra silla de oficina deja de funcionar correctamente, o se ha estropeado y comienza a rayar el suelo produciendo daños en la superficie, no es necesario volver a comprar una silla nueva porque es posible cambiar la rueda de una silla de oficina a través de unos sencillos pasos que podemos hacer en casa nosotros mismos.

Las ruedas que traen las sillas de oficina suelen ser modelos universales, y rara vez tienen una forma o disposición diferente al resto de ruedas para este tipo de sillas. Es por esta razón por la cual es tan fácil encontrar en el mercado una rueda que sea idéntica o similar a las ruedas de nuestras, que se vende de forma individual para poder cambiarlas en caso necesario.

Es importante que la rueda que vamos a poner en lugar de la rueda estropeada de nuestra silla sea idéntica, o al menos lo más parecida posible. Para que la silla siga funcionando correctamente, no quede doblada y no se vuelva a romper la nueva rueda antes de lo previsto.

Para suelos de madera, algunos modelos de ruedas pueden producir daños y arañazos sobre la superficie, siendo posible en este caso sustituir todas las ruedas de nuestra silla por unas ruedas especiales para parqué o suelos delicados.

Con un destornillador, podemos hacer palanca para poder extraer la rueda estropeada de la silla. Movemos poco a poco el destornillador hasta lograr sacar por completo la rueda vieja.

Si el soporte se queda dentro de la silla, podemos tirar con unos alicates y extraerlo también para poder colocar la nueva rueda sin problema.

La rueda nueva encajará perfectamente en la silla según si hemos elegido bien el tamaño adecuado. Colocarla es tan sencillo como presionar con la mano, instalándola en la posición correcta.

Si queremos cambiar todas las ruedas por ruedas más seguras para no deteriorar un suelo delicado, tan sólo habrá que repetir estos pasos en cada una de las ruedas, y ya tendremos nuestra silla de oficina lista para seguir usándose como habitualmente.