Ideas

Cambiar el aspecto de la mampara de la ducha

detail of a shower cabin with glass screen and decorative elements

Si en casa tenemos cortina de baño, tal vez se nos ocurra cambiar por una mampara y no encontramos nada a nuestro gusto. También puede ser que tengamos una mampara pero no tiene un diseño, por lo que además de ser un poco aburrida, no da mucha intimidad que digamos. En ambos casos hay soluciones muy simples para cambiar completamente el aspecto, con unos pocos euros. Se trata simplemente de colocar láminas electroestáticas.

Mampara con nueva vida

En cualquier tienda se pueden encontrar, pero tenemos que tener en cuenta que también podemos modificarlas. Por ejemplo, si son de rayas, podemos recortarlas de modo de dejar tres rayas juntas, dejamos un espacio libre de mampara, colocamos dos más, otro espacio y luego una. No se trata de cubrir todo si no es lo que queremos, se trata de ser creativos.

Las únicas claves son medir muy bien antes de recortar  y medir antes de pegar si es que queremos hacer un diseño prolijo y hemos recortado las láminas. Solo nos resta humedecer con agua jabonosa la cara externa de la mampara y retirar la protección de la lámina. Ya podemos comenzar a pegarla, pero siempre recordando que es importante ayudarse con una espátula suave. La función que cumplirá al sostenerla  sobre la lámina que vamos pegando, es la de impedir que se queden burbujas de aires, que además de afear, serán las que provoquen desprendimientos. Claro que este tipo de láminas nos permiten volver a colocarlas, pero lo ideal es no tener que hacer lo mismo varias veces.

El resultado es muy bueno.