Ideas

Cambios en la habitación de tus hijos adolescentes

Decoración habitación adolescentes

Llega un momento en el que los pequeños de la casa dejan de ser tan pequeños, y empiezan a tener unas necesidades diferentes en un lugar tan personal como es su habitación. Aprende como adaptar la habitación de tus hijos adolescentes según sus necesidades, para que se desarrollen en un espacio completo.

Los niños, a la edad de los 9 ó 10 años dejan de ser tan niños, y se convierten en adolescentes con necesidades muy diferentes en su ámbito personal, pero también en su habitación. Los gustos de los pequeños se van definiendo, y ya no son los padres los que deciden cómo será su habitación, porque ahora ellos tienen la palabra.

Si quieres ayudar a tus hijos a cubrir las nuevas necesidades en su espacio personal que le irán surgiendo a medida que crezcan, ten en cuenta estos tan necesarios cambios en la habitación de tus hijos adolescentes:

- Menos juguetes y más ropa. A partir de los 10 años, los niños empiezan a dejar de lado muchos de sus juguetes- Cochecitos, muñecas, libros infantiles… quedan relegados a un rincón para ser utilizados cada vez menos. Ya no necesitarán tener todos sus juguetes tan a mano, por lo que van a necesitar suficiente espacio de almacenamiento para que no molesten en la habitación.

Por otro lado, empiezan a interesarse más en la moda, y seguramente que cuando menos te des cuenta, estará toda la habitación llena de nueva ropa, que necesitará también un buen armario dónde recogerla toda. Prepara la habitación con espacio para la ropa de los chicos, y que no te pille desprevenido.

Un buen espejo para verse guapos. Los niños y niñas empiezan a preocuparse más por su imagen, y un espejo grande será un complemento muy necesario en su habitación que utilizarán a diario.

- Suficiente espacio para trabajar y estudiar. El trabajo de tus hijos aún seguirá siendo sus estudios, así que va a necesitar un gran escritorio en su habitación dónde pueda hacerlo sin ser molestado. Por supuesto también una silla cómoda, ya que se pasará mucho tiempo sentada en ella.

Mucha personalidad. Deja a tus hijos que ellos mismas escojan los pequeños detalles de su habitación; el tipo de cama, si quieren añadir algún mueble en especial, el diseño de la colcha, de las cortinas, los cojines, la decoración de las paredes…

Va a ser su espacio personal, dónde pasarán mucho tiempo a solas o acompañados de sus amiguitos, así que déjalo que se sienta cómodo.