Ideas

Centros de mesa muy simples

Centros de mesa muy simples

Cuando tenemos una ocasión especial, ya sea un cumpleaños, una boda o una fiesta por el motivo que sea, la preparación del sitio donde se hará es muy importante. Tanto puede ser el salón de nuestra casa como un sitio para fiestas, pero el esmero que se pone en la decoración del lugar habla de la importancia que le damos al evento. No se trata de destacar nuestro mérito como decoradores, se trata de destacar el evento en si mismo. Uno de los detalles, cuando es una celebración nocturna, más importantes, es una buena iluminación, lo que se por si crea un clima. Otro punto clave es la o las mesas. Desde la mantelería a los centros de mesa, todo requiere de nuestra atención.

Los centros de mesas

Al igual que todo el concepto decorativo, tienen que seguir un estilo o combinarlo. Una decoración formal con un detalle rústico también queda muy bien. Una amiga siempre me dice que lo que más le gusta de comer fuera de casa son esas mesas tan bien puestas. Veamos como hacer unos centros rústicos, reciclando y dando una calidez importante sin gastar dinero.

Reciclar frascos vacíos

Vamos a usar frascos de vidrio, pero de boca bien ancha. Podemos hacerles una guarda en el sector superior con hilo bien rústico, con los colores de la fiesta, pero cuidando que la guarda sea angosta. Los vamos a llenar hasta menos de la mitad con arena  y vamos a colocar a modo de arreglo floral, un arreglo hecho con flores secas y ramas. Recordemos que también podemos pintarlas con pintura en aerosol, con tonos dorados, por ejemplo.