Herramientas y Materiales

Cómo cepillar la madera

Cómo cepillar la madera

Trabajar con madera no es nada complicado, pero muchas de las tareas requieren concentración, prolijidad y perseverancia. Cuando tenemos una pieza de madera que queremos reparar, puede ser una puerta, una tabla que ha sobrado, un mueble, etc., puede ocurrir que sea necesario repararla un poco. Si tiene grietas algo no tan extraño, tal vez tengamos que usar algunas de las pastas para reparar grietas en madera; o tal vez sea el caso que solo vamos a necesitar cepillar la pieza. En ese caso veamos como hacer.

El primer paso

Es el más simple pero es el más importante. Consiste en fijar o asegurar muy bien la pieza de madera, de modo que al comenzar el trabajo no tenga desplazamientos de ningún tipo.

El cepillo se sujeta a dos manos siempre. Cuando queremos usar una herramienta imprescindible que no hemos usado nunca, lo más importante es comenzar con una buena posición desde el inicio, para no generar errores que luego cuesta resolver. Una de las manos va en el sector delantero y la otra por detrás.

El otro detalle muy importante es cuanta presión hay que hacer. Se trata de hacer movimientos muy firmes y seguros, pero no con el máximo de fuerza. En dos palabras: presión y no fuerza.

Practicar antes

Siempre que trabajamos con madera lo hacemos en el sentido de la veta, obviamente cuando es posible  y esta no es una excepción. Un detalle más que importante: hay que hacer los movimientos más amplios posibles.

Mi consejo es que antes de comenzar con la pieza importante, practicar un poco con recortes de tablas, hasta sentir que se trabaja con toda comodidad.