Ideas

Colocación de cortinas

Interior with curtains on the windows

Las cortinas son elementos no sólo decorativos, que lo son y mucho, sino que también funcionales. Podría poner mil ejemplos, entre ellos el tema de la calefacción y las plantas de interior, la dosificación de luz en esos casos, entre otras posibilidades.

Con ellas se logra un aislamiento térmico, visual y acústico que depende del grosor de las mismas para que éste sea de mayor o menor nivel. El punto es que con ellas se puede mejorar mucho la conservación de la temperatura del interior del ambiente, algo clave cuando pensamos en la calefacción. Por ese motivo en mi casa uso cortinas de verano, muy ligeras y otras de invierno, mucho más gruesas.

¿Qué hay de las telas?

Las telas posibles son muchas y las formas de colgarlas varía cada día más. Veamos dos de las formas más tradicionales que son con carril o barra. En ambos casos la tela puede ir mas o menos fruncida, pero en general la tela que se emplea es al menos dos veces y media el ancho de la superficie que se cubre.

¿Cuál es el largo y ancho adecuado?

Si consideramos el largo de la misma puede ser hasta la repisa. Esto quiere decir que es justo hasta el borde de la ventana propiamente dicha. La otra forma de colgarla es tipo delantal; en este caso el largo de la cortina supera en 15 cm el borde inferior de la ventana. Por último el otro largo posible es hasta el suelo, aunque en realidad llega hasta dos o tres cm del suelo en si mismo.

El ancho es en general, como mínimo de 15 cm del borde lateral de la ventana. Claro que depende del efecto que queremos causar. Si la ventana es muy estrecha, el ancho tiene que permitir que una vez abierta se vean ambos laterales de la ventana.