Ideas

Colocar césped artificial

hierba

No tiene el mismo olor ni tacto que el natural, pero es posible que en alguna ocasión nos veamos obligados a colocar césped artificial en el jardín o terraza de nuestra casa. Esta opción es la mejor para aquellos que cuenten con una pequeña zona de césped y no tengan tiempo para su mantenimiento.

Por suerte encontramos en el mercado una gran variedad de productos que nos ayudarán a conseguir un acabado lo más natural posible. Es probable que te puede parecer un poco costoso la colocación del césped artificial, pero con el tiempo te darás cuenta de la inversión, ya que no tendrás que regarlo con tanta frecuencia ni preocuparte por cortarlo.

Además puedes colocarlo tú de una manera rápida y sencilla. Si lo colocamos sobre losetas o cementos, no pasará nada, pero en el caso de que lo hagamos sobre tierra es preciso pisarla con un rodillo y poner encima una malla bien extendida para que no sobresalgan las hierbas.

Tendremos que desenrollar el césped, de forma que los bordes de las tiras se solapen. Una vez que estén bien ajustados cortaremos las juntas y los bordes, para a continuación estirar las tiras en el sitio definitivo donde se vaya a poner. Pegaremos las bandas de unión, así que lo más recomendable es que sean autoadhesivas. Presionaremos un poco la cinta para que se vaya ajustando.

Los bordes del césped artificial irán fijados mediante unos clavos largos e inoxidables. También se colocarán durante el perímetro con una separación de treinta centímetros entre ellos. Este tipo de hierba te vendrá muy bien para decorar también jardín en invierno.

Cuando tengamos el césped colocado tendremos que regarlo un poco para retirar el polvo. Podemos añadirle a esta agua un producto especial que le dará un aroma a hierba recién cortada. Al final repartiremos sobre la hierba un poco de arena de sílice.