Ideas

Colocar un tendedero en la ventana

A drying rack in front of a window

Algunos prefieren seguir colgando su ropa al aire libre pese al auge de las secadoras. Si estás entre los que se decantan por la primera opción te interesará colocar un tendedero en la ventana.

Por lo general se suelen colocar en patios interiores, ya que las ordenanzas municipales lo impiden. Encontramos distintos tipos de tendederos que te detallamos a continuación:

Tendedero extensible

Son la opción más estética, ya que cuando no vayas a utilizarlo se puede plegar hacia dentro y pasa casi desapercibido.

Tendedero de brazo móvil

Pueden ser desplazables o fijos. Estos últimos están anclados mediante dos brazos regulables en altura e inclinación. Resultan muy seguros y algunos de ellos incorporan un toldo para cubrir el tendal en los días de lluvia.

Tendederos con poleas

Están entre los más usados últimamente. Nos permite tener una buen acceso a las cuerdas y resultan muy cómodos. Suelen ir sujetos a la pared de la fachada.

Una vez que ya sabemos los distintos tipos de tendales que hay en el mercado es preciso saber colocarlos. Por lo general, cuando se compran nos suministran las piezas necesarias para su instalación, tanto tornillos, tuercas, soportes o poleas.

Cuando vaya sujeto a la pared tendremos que colocar adecuadamente la pieza principal y realizar los agujeros con el taladro. Empezaremos con una broca más fina para a continuación poner otra más gruesa. Acabaremos introduciendo los tacos y fijando la estructura.

Un tendedero de poleas nos exigirá colocar todos estos elementos y tensar las cuerdas para que podamos hacer uso de él en condiciones. Te será muy útil para que sequen tus camisas.

Recuerda que antes de montar un tendedero con estructura fija o con vistas a la calle, es preciso asegurarse de que está permitido por la comunidad de vecinos o por la legislación del ayuntamiento correspondiente. Podrían obligarnos a retirarlo.