IdeasTrucos

Como aprovechar un baño muy pequeño

Los metros cuadrados dedicados al baño, suelen ser muy pocos, incluso si la casa o piso es grande. Siempre en relación, el baño es un espacio pequeño. El punto es que en un piso normal, el baño suele tener muy pocos metros, pero si lo distribuimos de un modo adecuado aumentamos la funcionalidad y la sensación visual del espacio de modo de ser máxima. Para eso hay que seguir unas pocas reglas.

Un baño tiene tres elementos imprescindibles: inodoro, lavabo y ducha o bañera. Para maximizar el espacio hay que disponerlos de un modo muy preciso. Lo de mayor tamaño, que en este caso es la ducha, va al fondo, siempre partiendo de la base que es un rectángulo, como es en la enorme mayoría de los casos. Sobre uno de los largos se dispone el lavabo (en el sector más cercano a la puerta) y en línea con el, el inodoro. Por lo tanto: lavabo, inodoro y ducha o bañera.

Por una cuestión de amplitud, es ideal que el piso de la ducha sea el mismo que el del baño, sino acorta el espacio visual. Y mucho mejor que una cortina de baño, es una mampara de vidrio, que hace que la vista llegue hasta la pared opuesta a la puerta, dando una continuidad que es clave.

Pocos elementos a la vista para no agobiar con decoración innecesaria. Solo unas flores, como mucho  y colores claros en las paredes, que dan luz y espacio. Por supuesto que el orden es la base de una sensación agradable, más en un lugar pequeño.