Reparaciones

Cómo arreglar la porcelana y la cerámica rotas

porcelain

¿A quién no se le ha caído y roto algún jarrón o figurita de cerámica? Pues bien, no hace falta que lo tiremos a la basura. Hoy os mostramos cómo reparar piezas de cerámica y porcelana fácilmente.

A pesar de tratarse de materiales muy duraderos, la porcelana y la cerámica son muy frágiles. Sin embargo es posible repararlos de tal forma que sea casi imperceptible ver el arreglo.

Adhesivo de cianocrilato

Podemos utilizar adhesivo de cianocrilato que posibilita una unión rápida, fuerte y eficaz simplemente presionando sobre la superficie. Otra gran ventaja es que realiza una unión limpia y sin restos de adhesivo. La superficie donde se aplica debe estar limpia y seca para una mayor eficacia y tenemos que aplicar el producto gota a gota.

Si el objeto a reparar se ha roto en varios pedazos, lo más adecuado es pegarlos entre sí y formar piezas más grandes para después pegarlas todas.

Cuando las piezas de un objeto de porcelana blanca se hayan ensuciado al romperse podemos aplicar un poco de agua oxigenada para que se blanqueen. Dejaremos actuar durante media hora y después lavaremos y secaremos las piezas antes de comenzar a pegarlas.

En el caso de que el objeto se hubiese roto con anterioridad y queramos deshacer el arreglo realizado en ese momento, lo mejor es utilizar acetona en las uniones para poder separar las piezas fácilmente.

Masilla para reparar la porcelana y la cerámica

Cuando faltan fragmentos podemos utilizar masilla cerámica de tipo epoxi para reproducir dichas piezas. Para ello debemos cortar un trozo de cada tira y después amasarla para darle la forma deseada. Cuando se haya secado la pegaremos con adhesivo de cianocrilato. Además podemos finalizar pintando la pieza con pintura cerámica en frío o esmaltes que pueden endurecerse en el horno de casa y que incluso permiten que los freguemos o metamos en el lavavajillas.

  • Pingback: Manchester, no sólo futbol