Reparaciones

Cómo arreglar una fuga de la manguera de la ducha

Shower

En alguna ocasión cuando nos duchamos vemos que el agua se escapa por la manguera de la ducha, lo que representa un problema porque se esparce por el baño y se ensucia fácilmente. Si queremos evitar mojar el baño y ducharnos cómodamente sin miedo a salpicarlo todo tenemos que cambiar una pieza de la manguera. Además, cada día que pasa sin arreglar se pierde agua, por lo que estamos pagando de más y no contribuimos al cuidado del medio ambiente. El arreglo, que es bastante sencillo, lo podemos hacer nosotros mismos para ahorrarnos unos euros.

Normalmente la fuga se produce en la unión entre la manguera de la ducha y el cabezal de la misma. Muchas personas deciden cambiar la manguera entera por una nueva, pero podemos arreglarlo simplemente cambiando una pieza denominada junta tórica.

Qué es la junta tórica en la manguera de la ducha

Lo primero que debemos hacer es desenroscar el cabezal de la alcachofa y buscar la junta tórica que está en la conexión con la manguera. Se trata de una arandela plana fabricada en goma o caucho y que si la observamos comprobaremos que está deformada o rota. La junta tórica suele ser de color negro y se inserta en los puntos de conexión de la manguera con el resto de las piezas. Se utiliza para que el agua no se escape por las rendijas.

Pasos

Una vez localizada la junta tórica que está en la rosca, la extraemos con la ayuda de un destornillador. A continuación debemos acudir a una tienda especializada o ferretería para adquirir una nueva de similares características. Por último la colocaremos donde estaba la anterior y enroscaremos el resto de las piezas.

En el caso de que sigamos perdiendo agua el problema es más grave, por lo que tendremos que cambiar la manguera entera por una nueva.