Restaurar

Cómo cambiar el lavabo

como cambiar lavabo

SI tienes intención de cambiar el lavabo porque ya tenga unos cuantos años o se haya deteriorado, no te preocupes porque podrás realizarlo tu mismo si cuentas con algunos conocimientos en fontanería o eres un poco manitas.

Antes de nada hay que reunir los materiales necesarios, entre los que están un metro, llave inglesa, martillo, pistola de silicona, taladro, sierra para metales, llave de tubo, destornillador, nivel, grifo, lavabo, pegamento de PVC, teflón, tubería de PVC y un cúter.

A la hora de ponernos manos a la obra hay que cerrar las llaves del agua fría y caliente. En el caso de que no haya individuales tendrás que cortar la llave de paso general. En este caso deberás de vaciar las tuberías de agua, por lo que lo mejor es que abras el grifo de la bañera o la ducha.

El siguiente paso nos llevará a retirar el lavabo antiguo. Debajo de éste encontrarás los latiguillos de los grifos y para desconectarlos usaremos una llave inglesa. A continuación debemos de desmontar las piezas del desagüe. Hay que ponerle especial atención si son de PVC y se encuentran soldadas unas con otras.

Debemos de que quitar con cuidado la silicona que sujeta al lavabo y al pie del mismo. Utilizaremos un cúter para que la tarea nos resulte mucho más sencilla. Una vez hecho esto debemos de retirar los dos tornillos que sujetan el lavabo a la pared y tiraremos de él. Una vez desmontado ya se puede poner el nuevo.

Lo colocamos en la pared y nivelamos. Con un lápiz marcamos el punto donde irán los anclajes y haremos los agujeros en la pared. Colocaremos los tacos y a continuación los pernos. Montamos el grifo y la válvula de desagüe, colocando el lavabo y el pie en los pernos. Lo últimos será aplica silicona para fijarlo.