Reparaciones

Cómo cambiar el pomo de una puerta

Depositphotos_9917355_xs

Si se nos rompe el pomo de una puerta o lo tenemos que quitar porque vamos a pintar dicha puerta, debemos conocer los pasos a seguir para que podamos hacerlo nosotros mismos fácilmente y en poco tiempo. En cuanto a las herramientas, solo necesitamos un destornillador y una llave Allen. Si el pomo se ha roto necesitamos uno nuevo que se ajuste a la puerta. Podemos acudir a una tienda especializada y elegir el estilo y el color que más nos guste, eso sí, teniendo siempre en cuenta que el mecanismo ha de ser el mismo que tenía el anterior pomo.

Desmontamos el pomo

Lo primero que debemos hacer es buscar una muesca en el embellecedor del pomo, sacándolo con la ayuda del destornillador mediante palanca. Una vez que tengamos el pomo buscaremos una pieza que sobresale. A continuación colocaremos la punta del destornillador en dicha pieza y tiraremos del pomo para sacarlo. Veremos una pieza con dos tornillos y el eje. Pues bien, debemos aflojar esos tornillos y quitarlos con el objetivo de extraer fácilmente las dos partes.

Observaremos que únicamente ha quedado una pieza en el lateral de la puerta, que es precisamente la que encaja en el marco. Esta pieza es el resbalón y se sujeta a la puerta mediante dos tornillos. En principio no es necesario extraer el resbalón, ya que el nuevo pomo posee el mismo mecanismo.

Colocamos el nuevo pomo

Por último, debemos colocar las dos piezas nuevas en el hueco. En primer lugar se pone la pieza que no sobresale para que nos resulte más fácil el montaje. Después ponemos la otra pieza y nos aseguramos de que esté bien encajada, buscamos los agujeros donde van los tornillos y procedemos a atornillarlos. Finalizamos colocando el embellecedor o manilla y ya tenemos nuestro pomo cambiado.