Reparaciones

Cómo cambiar una baldosa rota

Blue tile texture background

Cuando tenemos una baldosa rota, por ejemplo en el baño, tenemos que quitarla y cambiarla por una nueva para evitar hacernos daño y prevenir filtraciones de agua que pueden crear humedades y derivar en problemas más graves.

Lo primero es conseguir una baldosa igual, por ello siempre se aconseja que tengamos algunas guardadas por si surge algún problema. Si no tenemos en casa entonces intentaremos adquirir una del mismo modelo o lo más parecida posible en caso de que esté en una zona poco visible.

Retirar la baldosa rota

El mejor sistema para retirar la baldosa es cortarla con una sierra circular, pero si no tenemos una podemos romperla con la ayuda de un cincel y un martillo. Es fundamental hacer este trabajo con sumo cuidado para no estropear las baldosas que rodean a la que vamos a quitar. Es necesario que utilicemos gafas protectoras y guantes para evitar hacernos daño.

Una vez que hayamos quitado la baldosa rota eliminaremos con el cincel los restos de cemento del hueco.

Poner la nueva baldosa

La mejor manera de poner la nueva baldosa en el suelo es aplicar una fina capa de cemento en el hueco que ha quedado y en la parte de baldosa que irá unida al suelo. A continuación debemos presionar con fuerza la nueva baldosa para quede nivelada con respecto a las que ya están en el suelo. Podemos utilizar una maza de goma para un mejor resultado. Observaremos que sale cemento por las juntas de la baldosa, pues bien, lo tenemos que quitar para que quede bien estéticamente.

Para finalizar, debemos dejar que el cemento seque al menos 24 horas para aplicar la lechada sobre todas las baldosas. Después de quince minutos tenemos que limpiar las baldosas para quitar el cemento sobrante, para ello nos ayudaremos de un estropajo.