Ideas

Cómo conseguir un vestidor funcional y actual

dressing room

Los vestidores son una opción ideal para tener la ropa, los zapatos y otros elementos perfectamente organizados. Además un vestidor es la zona donde también podemos vestirnos cómodamente. Hoy veremos cómo aprovechar este espacio al máximo.

Aspectos a tener en cuenta en el vestidor

Un vestidor siempre es muy práctico porque disponemos de más espacio para ordenar la ropa. Los vestidores se pueden instalar dentro del dormitorio, en habitaciones contiguas, en el cuarto de baño o en las zonas de paso.

Normalmente se necesitan entre 7 y 10 metros cuadrados para montarlo. La distribución adecuada es aquella en forma de U, ya que posibilita una mayor capacidad. Sin embargo si contamos con un espacio más reducido es mejor que sea en forma de L.

La profundidad debe ser la suficiente para albergar estantes, cajones, percheros y zapateros. En cuanto a los zapatos, podemos escoger canastos, bandejas corredizas o estantes inclinados y regulables.

Diseño

Lo más importante, obviamente, es aprovechar al máximo el espacio disponible. Por ello es aconsejable aprovechar toda la altura del cuarto con elementos abatibles que posibilitarán el ahorro de espacio, como pantaloneros, bancos para sentarse al vestirse o ponerse los zapatos. Es mejor no colocar puertas para ver rápidamente la ropa y los elementos guardados.

En cuanto al color del vestidor debemos saber que las tonalidades suaves suelen agrandar el espacio. Los vestidores están habitualmente abiertos para mantener siempre la ropa a la vista. Podemos añadirles otros elementos muy útiles, como espejos y estantes específicos para almacenar otras cosas.

Los vestidores se pueden poner de madera, aunque también se puede utilizar melamina combinada con aluminio, así como telas y papel decorativo para la zona interior.

El fondo del vestidor puede ser la propia pared o un revestimiento del mismo acabado de los estantes, pero de menor espesor.