Herramientas y Materiales

Cómo cortar metales sin problemas

alligator shears on the workshop scratched table

Es muy habitual que en bricolaje trabajemos mucho con metal pero puede ocurrir que nos de un poco de miedo. El problema principal suele ser el corte, pero en realidad no es tan complicado como podemos pensar. El punto fundamental es el grosor. Si se trata de un metal grueso y muy duro, pues no tenemos otra opción que llevarlo a un taller donde lo van a cortar de un modo profesional. En los demás casos podemos hacerlo en casa, usando cizalla, sierra manual o sierra eléctrica según sea el caso. Veamos un poco más.

Cizalla o tijera

En lo personal uso mucho el cobre en la decoración de la casa y lo manejo sin problema, pero se aplica a otros metales. Cuando es un corte simple en un metal muy delgado es ideal usar cizalla. Se trata de una especie de tijera y es muy eficiente si hemos elegido el metal adecuado a ella. En todos los casos en fundamental marcar muy bien el corte antes, sea cual sea la herramienta que usemos.

La sierra manual es de uso simple y la recomiendo especialmente

Se marca el corte y comenzamos siempre dando un ángulo al inicio que luego vamos suprimiendo. Se trata de comenzar con inclinación que abandonamos en la medida que el corte avanza. Cuando necesitamos un corte con ángulos la herramienta clave son los ingletes. En este caso, si usamos la caja de ingletes vamos a usar de preferencia esta sierra, la manual.

Si el metal es más grueso, pues a no tenerlo miedo a la sierra eléctrica. El punto fundamental es respetar todas las medidas se seguridad. Los guantes deben ser bien gruesos y especiales para esta tarea, pero lo que no se puede omitir de ninguna forma son las gafas, ya que una esquirla en un ojo es un problema muy serio. Al usar sierra eléctrica hay que fijar la pieza con mordazas bien seguras.