Herramientas y MaterialesTrucos

Cómo craquelar un diseño sobre superficie

Con los productos tan simples que se venden hoy en el mercado, craquelar una superficie es algo más que sencillo. Lo ideal es que cada uno de rienda suelta a su creatividad para ver en que superficie esta técnica puede ser interesante. Lo clásico es usarla en la tapa de una caja, pero puede ser en un sector de la mesa de café, en toda ella, en un marco… las opciones son tantas como ideas se nos puede ocurrir.

Si se trata de una superficie como la tapa de una caja o la mesa de café, una buena idea es comenzar aplicando un diseño. Para eso elegimos una servilleta que nos guste el diseño  y la pegamos a la superficie que debe estar seca y limpia, mediante el uso de pegamento para decoupage. Dejamos secar perfectamente.

En la tienda compramos craquelador, que viene en dos pasos. El primero es similar a un pegamento blanco, se aplica con pincel y hay que dejarlo secar muy bien. No hay que asustarse porque cubre completamente el diseño que deja de verse. Cuando se seca se vuelve transparente. Dejamos secar muy bien.

Una vez seco aplicamos el craquelador transparente que es ligeramente ámbar. Dos tips: hay que tener cuidado que no queden burbujas de aire y esta mano tiene que ser muy, pero muy abundante. Dejemos secar.

De hecho el craquelado ya está, solo hay que evidenciarlo. Para eso se espolvorea con polvo metálico con mucho cuidado para evitar respirarlo. Una vez aplicado veremos que el craquelado nos ha quedado perfecto.