Reparaciones

Como cuidar los muebles de la calefacción

Como cuidar los muebles de la calefacción

Los muebles de madera tienen una serie de enemigos naturales, se puede decir. Los insectos son tal vez los primeros que nos vienen a la mente, nada peor que la carcoma, solo por poner un ejemplo. Pero los problemas no se limitan a eso y hay dos fuertes enemigos más que hay que combatir: la humedad y los cambios bruscos de temperatura, en especial el calor excesivo.

La temperatura recomendada

Esto último es algo que ocurre con frecuencia en los hogares de hoy día, cuando la calefacción se la utiliza a temperaturas superiores a las debidas. Entre 20 y 24 grados es lo ideal que debemos mantener, pero que casi nadie hace. Debemos alimentarnos bien en invierno y tener la calefacción en 22 grados. Con eso alcanza y sobra.

Cubrir el radiador

Para evitar que los muebles se dañen con ese calor exagerado, no debemos colocarlos muy cerca de los radiadores. Una idea excelente es que cada radiador esté cubierto, de modo que permita el pasaje de calor pero que lo haga de una forma algo más indirecta lo que es más saludable.

No es muy complicado hacer un cubre radiador, ya que incluso se puede hacer de un modo muy barato, usando DM. Se trata de dos piezas laterales, una superior y en la parte frontal se debe colocar una celosía, que ya nos venden pronta en muchas carpinterías. Hay que respetar la distancia con el radiador y con el rodapié. Para que la temperatura se distribuya de un modo más homogéneo aún, es ideal hacer algunas perforaciones laterales.