Trucos

Cómo dar acabados rugosos

Cómo dar acabados rugosos

Es un poco contradictorio que esté explicando como se da un acabado rugoso, cuando no me gusta ni un poco el gotelé y esto es algo demasiado parecido. Pero para gustos, colores y cada uno tiene el derecho a que le guste algo que para mi es no tan lindo  y a la  inversa. Por ejemplo, adoro las pátinas, al extremo que patinaría hasta el gato, pero reconozco que no a todo el mundo le gustan.

Todo es empezar

En bricolaje hay que saber hacer de todo un poco, lo que nos da pie a mayor creatividad. Tal vez no usemos esta técnica literalmente, pero nos da pie a otras ideas también muy divertidas y eficaces desde el punto de vista decorativo. Siempre hay que saber como decorar las paredes a precios bajos.

Para dar un acabado rugoso lo que debemos hacer es aplicar en la pared limpia y seca, una buena capa de emplaste. Lo más importante es saber que una vez que iniciamos el trabajo debemos terminarlo  y que no se puede dejar por la mitad. Sin embargo, se hace por sectores, de lo contrario el empaste se secaría y la parte final no le podríamos dar rugosidad.

Recomendación

Una vez aplacado el material, vamos a pasar una brocha que ya viene texturada. De esta forma se irán marcando esas rugosidades. El punto es hacerlo con la presión adecuada. Si lo pasamos muy suave no va a marcar lo suficiente y quedara como mal acabado y no como rugoso. De lo contrario, si lo pasamos con mucha fuerza, solo vamos a conseguir llenar el suelo (y nuestra ropa) con el emplaste. Dejamos secar y ha quedado pronto.