Ideas

Cómo diseñar el almacenamiento en la cocina

Como diseñar el almacenamiento en la cocina

La cocina es básicamente una zona de trabajo. Puede ser que nuestra cocina sea muy grande y en ella también se desayune o cene, puede ser que se trate de un espacio abierto y se integre al resto del área social con naturalidad, en fin, las opciones son muchas. Sin embargo, la función más importante es la de elaborar los alimentos, por lo que es una zona que se debe diseñar y pensar desde el punto de vista funcional maximizando la comodidad y ahorrando espacios, además de mantener una buena limpieza.

Organizar con criterio

Un enfoque interesante es pensar igual que piensan quienes organizan la mercadería en un supermercado. Lo más importante (en el caso de ellos es lo que más les interesa vender) tiene que estar a la altura de los ojos. Con esa mentalidad es que vamos a almacenar tanto los utensilios como los ingredientes de uso más frecuente. Por ejemplo, las especies van lo más cerca posible del lugar donde se cocinan los alimentos. Tampoco sobre esa zona porque no es higiénico, pero si a un lado.

Que todo sea fácil de encontrar

Los estantes nos facilitan mucho esto. Los ingredientes de mayor uso pueden quedar en ellos, almacenados en coquetos frascos de vidrio para reconocer el contenido y a su vez decorar. En la parte inferior de esos estantes se pueden colocar ganchos para colgar utensilios. Por supuesto que lo mismo con las ollas  y sartenes, pero teniendo el cuidado de que no todo quede a la vista de modo de que la imagen sea agobiante.

Algo muy útil para almacenar elementos de uso y a su vez mantener el orden son los carritos son ruedas. Son prácticos, muy lavables y se pueden acomodar en casi cualquier espacio.