Ideas

Cómo disimular el cuadro eléctrico en el hogar

Electric fuses

El cuadro eléctrico y los contadores suelen encontrarse en la entrada de casa y no resultan nada decorativos, por ello os recomendamos intentar esconderlos mediante una tapa decorativa u otros elementos. Podemos utilizar simplemente un elemento decorativo que disimule el cuadro de la luz, como un cuadro o una tapa decorativa, o decantarnos por opciones que tengan otra utilidad, como es el caso de un perchero, un espejo o un zapatero.

Qué es una tapa decorativa y cómo colgarla

Muchos de nosotros enseguida pensamos en colgar un cuadro encima para disimularlo, pero es mejor colocar una tapa decorativa para el cuadro de la luz. La gran ventaja de este sistema es que se abre lateralmente sin que sea necesario descolgarlo en caso de tener que manipular el cuadro eléctrico.

Tenemos que acudir a una tienda especializada donde nos enseñarán distintos modelos que se adaptan a las medidas de nuestro cuadro eléctrico así como a nuestros gustos. Por ello antes de adquirir la tapa decorativa debemos medir el cuadro eléctrico y la apertura para que quede todo perfecto. Una vez en casa ponemos la tapa en la pared al nivel adecuado y marcamos los puntos de fijación. A continuación taladramos para tener los orificios y ponemos los tacos y los tirafondos. Ya podemos colgar la tapa decorativa y darle otro aire al recibidor.

Otras ideas para esconder el cuadro eléctrico

Otra opción es aprovechar la zona para colocar un práctico zapatero, siempre y cuando el cuadro eléctrico no esté colocado encima de una puerta. 

También podemos colgar un cajetín para las llaves o un espejo que sea fácil de retirar y no muy pesado, ya que debemos acceder cómodamente al cuadro eléctrico cuando sea necesario.

Por último podemos colocar un perchero que además de ser muy práctico en invierno disimule el cuadro de la luz.