Restaurar

Cómo disimular los arañazos de un mueble

madera

La madera suele ser el material que más abunda en el mobiliario de nuestra casa, por eso es preciso cuidarlo al máximo. Nosotros te queremos enseñar a disimular los arañazos de un mueble.

Antes de nada hay que decir que este material destaca por su capacidad para ser transformado y la durabilidad. En el mercado encontramos una gran cantidad de variedades.

Una vez barnizada o pintada, la madera es bastante sensible a los arañazos, por eso es importante que sepamos como tratarla para que pasen desapercibidos. Antes de ponernos manos a la obra es necesario limpiar la zona a tratar con agua o alcohol, para a continuación dejarla secar.

Existen dos tipos de arañazos, los superficiales y los profundos. Para los primeros emplearemos un marcador permanente de un color similar al del mueble que vamos a tratar. Seguiremos siempre las indicaciones del fabricante a la hora de aplicarlo.

Otra opción a tener en cuenta es echar una pequeña cantidad de reparador o cera en el arañazo con la ayuda de un bastoncillo y frotar con un trapo limpio. El resultado final será espectacular porque conseguiremos disimular por completo el desperfecto.

También se aconseja el betún de Judea, sobre todo para los muebles oscuros y rústicos, sin descartar la mezcla de café soluble con crema hidratante. Bastará con aplicarla, dejarla secar y pasar un trapo limpio. Estas técnicas te serán muy válidas si tienes intención de decorar paredes con tablones de madera.

Arañazos profundos

El proceso para arreglar los arañazos más profundos es algo más complejo, pero no resulta nada complicado. Lijamos la zona a tratar siguiendo las vetas de la madera o en círculos, hasta lijar un área que abarque hasta los dos centímetros del arañazo.

Limpiamos con un trapo limpio mojado en alcohol para quitar el serrín y habrá que esperar a que se seque para echar una pintura parecida a la del mueble con una pincel fino.