Trucos

Cómo empapelar una pared

wall paper

Aunque hace unos años empapelar una pared o una habitación estuvo en desuso, en los últimos tiempos ha vuelto a estar de plena actualidad. Hoy os mostramos cómo empapelar fácilmente una estancia.

Consejos antes de empapelar

Si vamos a utilizar un papel muy llamativo es mejor empapelar sólo una pared, ya que si no el resultado será demasiado impactante.

Lo más importante es elegir un papel adecuado y medir la superficie donde lo vamos a pegar, recortando después el papel según las medidas y siempre dejando un sobrante, de al menos cinco centímetros, tanto en la zona inferior como en la superior.

Es aconsejable eliminar la curvatura de todos los rollos de papel, para lo cual pasaremos el papel sobre el borde de una mesa.

También debemos procurar que coincidan los dibujos de las distintas piezas, por lo que podemos numerarlas y marcar en qué orientación deben ir (techo o suelo).

Además tenemos que tener en cuenta las cajas de luz para dejar libre ese espacio en el papel.

Cómo empapelar la pared

Tenemos que aplicar la base de cola o engrudo en el papel, para lo cual hacemos la mezcla de agua tibia con los polvos. Una vez que tengamos la mezcla empezamos a aplicarla por el centro del papel extendiéndola hacia las esquinas.

Para pegar el papel debemos empezar por la zona superior y por una de las esquinas, dejando siempre un sobrante que posteriormente recortaremos.

Cuando hayamos pegado un trozo haremos movimientos desde el centro hacia las esquinas con la ayuda de un cepillo para que así el papel esté perfectamente fijado en la pared y evitemos la aparición de burbujas.

Después pegaremos la segunda hoja de papel. Si tiene dibujos tenemos que procurar que casen bien con los del primer trozo. Es importante que las tiras de papel no se solapen entre sí, aunque deben quedar muy juntas.

Finalmente cortamos los trozos que sobran del papel ayudándonos de una espátula y un cuchillo.