Trucos

Cómo emplear los tintes naturales

Traditional hand weaving in the Andes Mountains, Peru

En un post anterior veíamos la receta para fabricar tintes vegetales. El uso es sumamente sencillo pero es necesario seguir rigurosamente algunos pasos. Experimentar con colores es muy fácil ya que el costo es casi nulo, es sólo un tema de paciencia y creatividad. Si bien se pueden usar en todo tipo de fibras, yo lo he hecho con algodón y es ahí donde puedo hablar de resultados.

El primer paso fundamental es el lavado riguroso del algodón. No hay que usar ningún aditivo en el enjuague. Lo ideal es dejar la tela en remojo con jabón neutro, lavar muy bien y enjuagar. Dejar secar al sol.

Antes de pasar al teñido, es necesario remojar en un mordante. Estas sustancias ayudan a fijar el color y le dan más intensidad. Si bien algunos tintes no lo necesitan, yo lo utilizo siempre. Se puede comprar en el mercado. La oferta es muy variada. Dejar la tela en el mordante un día entero y enjuagar en el momento de teñir.

Con el tinte que hemos fabricado aún tibio y muy bien colado, introducimos la tela, y calentamos a fuego suave media hora, sin que hierva. Este punto es fundamental. Hay que revolver cada tanto para una pareja distribución. Transcurrido ese tiempo (que puede ser un poco más de acuerdo al color deseado), retiramos del fuego.

Es necesario enjuagar la tela (si es necesario, házlo repetidamente) hasta que el agua salga clara. Luego viene un último lavado con agua y jabón neutro, volvemos a enjuagar y ya está pronto.