Trucos

Cómo envejecer objetos

Old antique table

Si hay un recurso que es efectivo en decoración (si lo aplicamos con criterio, por supuesto) es combinar estilos. Un ambiente súper  moderno con uno o dos detalles antiguos adquiere una fuerza que no tiene si se mantiene un estilo compacto. Un objeto con historia ya nos dice algo. Claro que tal vez la historia no es tan larga y queremos que si lo parezca, para esto es que existen varias y muy simples formas de envejecer objetos de materiales diversos.

Veamos algunas de las que más se emplean

El craquelado es una de las más conocidas. Esta técnica da a las superficies ese aspecto resquebrajado que solo parece dar el tiempo. En este caso suelen ser pinturas que se compran ya preparadas para este fin, o técnicas caseras como ya hemos visto. Lo importante a recordar es que se puede aplicar sobre gran variedad de superficies, que van desde la madera o metal, hasta el plástico.

Si no queremos complicarnos ni un poco, nada más simple y barato que una pátina. El Betún de Judea es la estrella de estas técnicas. Se consigue en pasta o líquido y se aplica con tela o muñequilla en el primer caso o pincel en el segundo. Claro que si lo pincelamos inmediatamente se retira con una tela limpia, de modo de que quede una cantidad pequeña y no la superficie cubierta. Siempre se usa en el sentido de la veta de la madera (si es el caso). Un dato importante es practicar un poco antes de usar sobre el objeto. Es simple pero requiere de ese mínimo de práctica.

Algunos golpes

En el caso de un mueble completo que queremos envejecer, una opción es golpearlo. Parece medio disparatado pero no lo es. Eso si, con cuidado. Hay que conseguir una buena cadena  y con mucho cuidado de no romper nada, darle unos cuantos golpes. Obviamente que esto se hace antes de pintar con la madera lo más desnuda posible.

Otra idea que no es precisamente una técnica pero sirve mucho, es utilizara libros para decorar. Un rincón con dos o tres libros antiguos que se compran en un mercadillo, aporta mucho.