Trucos

Cómo fabricar mordantes caseros

como-fabricar-mordantes-caseros

Como hemos visto en post anteriores, los mordantes son las sustancias que se usan en el proceso de teñido de una tela, y que sirven para fijar e intensificar los colores. Algunos tipos de tintes naturales no lo requieren, pero en general es un paso muy necesario. Usar más de un mordante nos puede ayudar a obtener más tonos con el mismo tinte.

El mordante de alumbre es uno de los más usados, y es muy simple de hacer. Solamente es necesario mezclar: alumbre (200 cc), cremor tártaro (dos cucharadas) en cinco litros de agua. Una vez que tenemos la prenda o tela bien lavada y seca, la debemos remojar en este líquido durante un día, y ya está lista para el paso de teñirla.

El mordante de tanino es también muy usado. Necesitamos comprar 100 gr. de tanino. Hay que hervirlo en cinco litros de agua y lo dejamos enfriar. Una vez cumplido ese paso, está listo para el uso. Otra opción es obtener el tanino de la naturaleza. Hay una especie de eucalipto, que se lo conoce también como árbol de la goma, que tiene un alto contenido en la corteza. En este caso, lo que usaremos será 500 gr de esa corteza, y seguimos los mismos pasos, salvo que luego de hervir, colamos el producto.

Los mordantes de metales son más simples aún. En un recipiente apto para hervir ponemos una taza de clavos oxdados, una de vinagre y 5 litros de agua. Hervimos durante una hora, retiramos del fuego y lo dejamos durante un día entero. Luego colamos y ya podemos usarlo.