Ideas

Cómo hacer carbón vegetal

obiect series: kindling with charcoal and wood

Pocas cosas tienen usos tan diversos como el carbón vegetal. Desde el uso obvio para cocinar al uso menos conocido pero no menos eficiente de quitar malos olores, pasamos por un sinfín de temas que luego iremos viendo. No podemos dejar de mencionar, eso si, los increíbles dibujos que se pueden hacer, teniendo en cuenta que hoy día lo hecho en casa es tendencia. Nuestro propio arte hecho con elementos que también hemos fabricado es especialmente destacable.

Hacer el carbón vegetal  en casa o en el camping

El punto es que es algo sumamente útil en cualquier casa  y no es mala idea tener siempre una reserva de carbón vegetal. Lo interesante es saber hacerlo, de modo de no tener que recurrir a la tienda. Si estamos en pleno turismo aventura, con las precauciones del caso, esta es una opción.

Qué necesitamos

Vamos a necesitar un recipiente de metal, de esos que traen conservas o lo que sea, pero que tengan el tamaño suficiente para preparar una cantidad importante, digamos que uno de entre 10 y 20 kilos de capacidad. Vamos a usar leña común y corriente, pero parte de ella la vamos a cortar en pequeños trozos de entre 10 cm y 4 cm, que serán nuestro carbón. Los introducimos en el recipiente de modo bien forzado, que no quede casi espacio entre trozo y trozo.

Por otra parte, en un lugar muy seguro y abierto vamos a hacer un fuego con el resto de la leña, dejando un pequeño hueco en el centro. Ahí vamos a colocar, pero en forma invertida, nuestro recipiente lleno de pequeños trozos de leña. Como lo ponemos en esa posición no puede tener oxígeno, lo que impide la combustión dentro del recipiente. La temperatura será máxima pero no arderán esos trozo de leña. Lo malo es que nos lleva varias horas de fuego. Lo bueno es que solo debemos esperar y ya tenemos nuestro carbón vegetal.

Si estamos en uno de esos momentos que pensamos cómo mantenernos motivados, este tipo de actividades son buena idea.