Ideas

Cómo hacer esferas de cuerda

Cómo hacer esferas de cuerda

El éxito de una decoración muchas veces pasa por la correcta elección de los detalles. Tanto en forma como en cantidad y color, esos detalles correctamente elegidos van a determinar el resultado final del conjunto. Uno de los paradigmas vigentes es que una decoración básicamente hecha con neutros (en color y estilo) puede ser impactante con esos detalles. Por lo tanto, si no nos animamos a hacer algo muy radical, podemos comenzar a buscar lentamente nuestro estilo siguiendo este camino. El tiempo y la experiencia nos irán mostrando otras opciones. Una de las mejores formas para saber como ser mejor contigo mismo, es rodearte de cosas que te identifican.

Muy sencillo de hacer

Pues vamos a unos de esos detalles decorativos con muchas opciones y que se pueden hacer en casa aún si no te ha salido una sola manualidad en tu vida. Esto es fácil en serio. Se trata de las famosas esferas de cuerda, que las vemos en todos los colores y tamaños posible. Con ellas podemos crear conjuntos, hacer lámparas, etc.

Inflar y enrollar

El primer paso es inflar un globo del tamaño que nos parece mejor para la esfera. En un recipiente vamos a colocar cola vinílica  y en ella sumergimos una buena cantidad de cuerda, del grosor y formato que más nos gusta para la esfera. Con un pincel nos aseguramos que no queda ningún sector de la cuerda sin tener pegamento.

Con mucho cuidado de no ensuciar la casa entera si somos muy torpes (para evitarlo protegemos la zona de trabajo con papel periódico) vamos envolviendo el globo con nuestra cuerda. Damos las vueltas necesarias pero cuidando que quede más o menos parejo. Colgamos el globo y dejamos secar el tiempo necesario. Una vez seco, cortamos el globo, retiramos y ya tenemos nuestra esfera.