Ideas

Cómo hacer la técnica del estarcido

estarcido

Los que tengan intención de renovar la imagen de sus paredes o muebles deberían de contemplar la posibilidad de recurrir a la técnica del estarcido. Cada vez es más utilizada en los hogares.

Se trata de un método muy sencillo que consiste en pintar sobre plantillas que compremos o que hagamos nosotros mismos. Gracias al estarcido se puede dar un ambiente muy original a cualquier estancia, además de apostar por la originalidad.

En muchas tiendas especializadas encontrarás una gran variedad de diseños, pero siempre te quedará diferente si las realizas tu mismo. Es muy sencillo. Solo hay que dibujar en una cartulina el dibujo o diseño que se desee y a partir de ahí cortar el relleno con las tijeras. La parte resultante será la que usaremos como plantilla.

Si tienes niños en casa es probable que le des a cualquier habitación un aire diferente, ya sea con los dibujos de moda o con los nombres de ellos. De esta manera podrás decorar las paredes a precios bajos.

Cuando tengamos el diseño recortado será el momento de pegarla con cinta de carrocero sobre la pared. Intentaremos que quede lo más sujeto posible a la pared y que no se mueva. También es conveniente proteger las zonas más cercanas para que no resulten salpicadas.

Una vez que esté pegada la plantilla procedemos a pintar con un pincel o una esponja. También hay gente que opta por el spray. Hay que procurar impregnar bien de pintura la pared, destacando lo máximo posible el diseño. Eso sí, tampoco hay que excederse con la pintura porque podría gotear.

Según la intensidad que le quieras dar a la figura puedes optar por darle una o varios manos. Al dar la última capa hay que quitar la plantilla antes de que se seque. Para las paredes emplearemos pintura plástica, pero en el caso de los muebles recurriremos al esmalte sintético, al agua o disolvente.