Trucos

Cómo hacer un fortalecedor de uñas

como-hacer-un-fortalecedor-de-unas

Las uñas débiles y quebradizas son todo un problema. Nunca conseguimos tener las manos prolijas, con las uñas que se quiebran muy cortas. Los dedos parecen más regordetes y cortos. Y si conseguimos que crezcan un poco, con el menor esfuerzo se vuelven a partir. Tranquilas, tiene solución.

Hoy veremos cómo preparar un producto que si lo aplicamos dos o tres veces por semana, cambiará totalmente nuestras uñas. Es simple y barato, y como siempre, con ingredientes que tenemos en casa.

En un recipiente mezclamos: una yema de huevo, dos cucharadas de sal marina, la misma cantidad de aceite de ricino, una cucharada de aceite de germen de trigo e igual cantidad de miel de primera calidad.

Se aplica igual que cualquier esmalte. Lo ideal es ponerse una capa, dejar secar y aplicar una o dos más. La constancia es la clave, si lo usas varias veces por semana se notan los cambios en pocas semanas.