Ideas

Cómo hacer un marco para un cuadro

Silver frame

Con el paso de los años los cuadros de casa comienzan a parecernos obsoletos, pero muchas veces el motivo no es otro que se han pasado de moda o se han estropeado. Simplemente cambiando el marco conseguiremos un cuadro más bonito.

Materiales necesarios

El primer paso para hacer nuestro propio marco es conseguir los materiales necesarios. Por ejemplo, podemos adquirir  un listón de pino sin cepillar o cualquier otro tipo de madera, eso sí, siempre seca. Necesitamos además una sierra de costilla y una caja de ingletear para lograr la medida y forma deseada. Recuerda añadir 2 o 3 mm a las medidas tomadas para que el cuadro encaje perfectamente y no entre a presión.

Pasos a seguir

A continuación lijamos los listones con papel de lija y aplicamos cola de carpintero para unir las tablillas. En cuanto a la unión de las esquinas podemos pegarlas o graparlas. Es importante tener en cuenta que para obtener un ángulo de 90º al unir dos piezas en la esquina debemos cortar cada una con un ángulo de 45º. En los cuadros medianos o grandes reforzaremos la unión con unas escuadras planas que deben atornillarse a la moldura. Y si queremos que esté más sujeto atravesaremos el marco con unos clavos, repasando los agujeros con cera de retoque.

Toque final

Podemos aplicar barniz para que la madera esté protegida y luzca más. Otra idea es pintarlo con pintura de color plateado, dorado o cualquier otro color que nos guste. También podemos lacar en blanco la madera. Una vez que esté seco ya podemos sustituir el antiguo marco por el nuevo. Si se trata de una obra sin cristal podemos fijarla utilizando grapas en U o clavos.

Para finalizar cortamos una trasera de cartón o  madera siguiendo las medidas del cuadro, colocándola encima del mismo y fijándola también con clavos o grapas.