Ideas

Cómo hacer un pompero para jugar con los niños

Cómo hacer un pompero para jugar con los niños

Reconozco que he buscado la palabra pompero en el diccionario y aún no existe. Sin embargo, está claro que es una palabra de uso para nada extraño. Basta escribirla en un buscador cualquiera y tendremos miles de post sobre el tema. Queda claro que es la única forma de llamar a ese dispositivo que se usa para hacer que las pompas de jabón se formen. Pues con la llegada de tiempos más agradables, ya se puede jugar mejor con los peques fuera de casa, por lo que puede ser buena idea fabricar pomperos en un día frío o de lluvia y salir a jugar con ellos en el día más  lindo. Claro que se puede jugar dentro de casa, pero es un poco más complicado.

Cómo hacerlo

Si bien se puede hacer un gran pompero con un colador que ya no se usa (solo conservamos el aro, obviamente con le mango), o hasta con una antigua raqueta, es mas divertido fabricar algunos en casa. Solo vamos a necesitar alambre (o demasiado fino, pero que sea maleable) y unos retales. Lo clásico es hacer un círculo y luego formar el mango con el mismo alambre sin cortar. Pero si no queremos algo tan clásico, podemos hacer corazones, estrellas, lunas, lo que se nos ocurra. El secreto para que las pompas sean más grandes es que debemos forrar el pompero con retales, que cortaremos en tiras e iremos envolviendo con ellas sobre todo la zona del aro.

Juegos con pompas

Ya hemos visto hace tiempo como fabricar el preparado para las pompas. Lo que tenemos nuevo son juegos. El primero: mojamos una mesa con un paño húmedo. La idea es crear pompas sobre esa mesa. La segunda idea: en esa misma mesa, una vez que han aprendido la primera parte, lo que se hace es intentar formar pompas dentro de las pompas. En ambos casos usaremos pajillas y no el pompero. Para este elemento lo que haremos será una carrera de pompas: gana la pompa que llega primero a la meta.

Las manualidades con nuestros hijos son divertidas para todos.