Reparaciones

Cómo igualar las patas que cojean

Wooden table

No hay cosa más desagradable que sentarte a la mesa a la hora de comer y encontrarte una mesa o una silla que cojea. Por eso es preciso que sepas cómo igualar las patas.

Por lo general solemos arreglarlo con un parche, poniendo un trozo de papel o de corcho. Pero esto debe de ser provisional. Antes de ponernos manos a la obra es necesario que  comprobemos que no se trate de un problema de desnivel en el suelo. También resisaremos que no le falte ningún taco.

En el caso de que los tacos se encuentren deteriorados a consecuencia del uso, bastará con cambiarlos por otros. Un remedio más casero, si no cuentas con tacos, es adaptar un corcho de madera a la pata, intentando que tenga las mismas medidas. Sólo habrá que pegarlo con un poco de cola.

Si una vez revisado el estado de la mesa o silla comprobamos de que no se trata de un problema de desnivel del suelo o de los tacos, es probable que tenga como origen el aflojamiento de los tornillos que sujetan las patas a la mesa. La solución pasa por atornillarlos o emplear pegamento de carpintero.

Otras opciones que tenemos a la hora de arreglar las mesas y sillas que cojean es acortar las patas que no cojean. Habrá que sacar la diferencia que existe entre las patas que están en buen estado y la más corta. Con ello se empieza a cortar las tres patas en el punto que hayamos marcado. Acabaremos el trabajo poniendo unos tacos en cada una de ellas. Tienes que valorar este aspecto si tienes pensado usar las mesas como estanterías.

Si por contra nos decantamos por alargar la pata que cojea, hay que conseguir la diferencia que hay respecto a las demás. Usaremos un trozo de madera del mismo grosor o un taco que cuente con las mismas medidas. Se paga a la mesa y el problema está solucionado.