Reparaciones

Cómo instalar un lavavajillas

instalar un lavavajillas

Si te acabas de comprar un lavavajillas y no sabes cómo instalarlo, no te preocupes. Nosotros te daremos las indicaciones adecuadas para que puedas utilizarlo lo más rápido posible. Requiere de un poco de maña y de una obra de fontanería muy pequeña.

Es necesario que sepas que los lavaplatos cuentan con dos tipos de anchos, de 45 y 60 centímetros. La altura es estándar y alcanza los 85 centímetros, así que no te preocupes en tomar medidas porque no afectará a los muebles ni a la encimera. Solo debes de asegurarte que encaje a lo ancho. Al comprar la cocina no cometas el error de no dejar un hueco para el lavavajillas.

Una vez que tengamos el lavavajillas comenzaremos con su instalación. Hay que ajustar las patas a la altura adecuada para saber dónde irá el desagüe y el resto de conexiones. Tiene que estar de forma horizontal para evitar fugas y a una temperatura ambiente que ronde entre los 5 y 45ºC.

Por lo general, al adquirir este aparato se incluyen los tubos de desagüe y la conexión con el agua caliente. Tenemos la posibilidad de conectarlo a la conexión de agua de la lavadora con una tubería de PVC en forma de ‘T’. El desagüe también se puede enganchar al de la lavadora o ponerlo individual. En el caso de que optes por la primera opción puedes hacerlo con una pieza de doble entrada que se compra en los centros de bricolaje.

También será necesario que enchufes el lavavajillas, así que en el caso de no haber suficientes tomas podemos usar una regleta con varios enchufes. Además del desagüe y la corriente eléctrica, también precisan de una entrada de agua caliente. SI tenemos otra llave de sobra en la pared la conectaremos aplicando teflón para evitar fugas y colocando los tubos que vienen en el lavaplatos.

Lo último será empujar el electrodoméstico por debajo de la encimera, comprobando que esté bien nivelado.