Reparaciones

Cómo instalar una mosquitera en la ventana

Mosquitera en la ventana

Con la llegada del calor, nos apetece abrir las ventanas de casa y disfrutar del aire fresco dentro del hogar. Para evitar que entren los molestos insectos tan típicos de esta época del año, como son las moscas y mosquitos, descubre cómo instalar una mosquitera en tu ventana, para poder abrirla sin sufrir molestias.

En el mercado existen múltiples tipos de mosquiteras para colocar en una ventana, sin importar las dimensiones de éstas, ya que se pueden adaptar a cualquier medida sin problema. En este caso, vamos a instalar una mosquitera de tipo persiana, para poder abrir y cerrar cuando se desee, pudiendo dejarla instalada todo el año, ya que además es muy resistente a todas las inclemencias del tiempo. Cuenta con 3 piezas principales, un cofre con la malla mosquitera, y dos guías.

En primer lugar, es preciso tomar las medidas de la ventana dónde vamos a colocar la mosquitera, tanto de ancho como de largo. Debemos asegurarnos de que las medidas las hacemos de forma precisa, para después hacer los cortes de nuestras piezas y que encajen perfectamente.

Cortamos las piezas de aluminio a la medida exacta utilizando una sierra de calar con una cuchilla de corte apta para aluminio. La pieza del cofre que contiene la malla de la mosquitera será la que se coloque en la parte superior, y las otras dos piezas, las guías irán a los laterales de la ventana.

Una vez cortadas, colocamos las tapas de plástico en los extremos de las piezas, y colocamos cada una en el lugar exacto de la ventana. Taladramos en el marco de la ventana para poder colocar cada pieza, y las colocamos en el lugar exacto con unos tirafondos. Las guías quedarán atornilladas en la parte inferior de la ventana para que no se muevan cuando deslicemos la mosquitera.

Una vez bien colocadas todas las piezas, ya podemos bajar la mosquitera por completo como si fuera una persiana, y sujetarla en la parte de abajo con los retenes que contienen las guías, para que no vuelva a subirse, y quede bien protegida toda la casa de la entrada de insectos.