Trucos

Cómo lavar un edredón de plumas en casa

Cómo lavar un edredón de plumas en casa

Los edredones de plumas son en general, muy hermosos y cumplen más que correctamente su función. El problema es que no nos atrevemos a lavarlo en casa ya que pensamos que solo toleran un lavado en seco, cosa que no es así. Tampoco se trata de una sábana que no lleva ningún cuidado. El punto es saber esos pocos secretos que hacer a un buen lavado.

Aspirar y ventilar

El primer punto es darle un muy buen mantenimiento. Es necesario sacudirlo, ventilarlo y aspirarlo con mucha frecuencia, para evitar que junte polvo y suciedad.

Lavar y secar

Solo podemos lavarlo en casa si nuestro lavarropas tiene el tamaño suficiente. Si es el caso vamos a hacer algo que no hacemos nunca. Colocamos el detergente y llenamos el lavarropas sin colocar el edredón. Esto lo hacemos para que se disuelva y mezcle el  detergente de un modo correcto, cosa que casi seguro no ocurre si tenemos el edredón dentro. Antes de entrarlo en el lavarropas debemos quitarle las manchas con un producto indicado, si es el caso. Ahora si podemos lavar.

Cuando sale del lavado se verá aplastado. A no desesperarse, es normal. Ahora va a la secadora, con dos secretos. Solo vamos a usar el ciclo de secado más bajo posible, por una hora completa. Pero junto con el edredón debemos colocar el equipo un calcetín en cuyo interior introducimos una o dos pelotas de tenis. Veréis que son esto sale perfecto. El paso final es dejarlo orearse al aire libre, pero no al sol directo.