Trucos

Cómo limpiar correctamente prendas de seda

Cómo limpiar correctamente prendas de seda

No son muchas las prendas de seda que se encuentran en mi armario, lo reconozco, pero las pocas que hay necesitan de un cuidado muy especial, algo que hago con mucho placer. Es que este tipo de tela tiene una delicadeza y una belleza tal que amerita el esfuerzo. Claro que muchas veces he visto como intentan hacer pasar por seda telas que claramente no lo son, pero ante la duda, actuemos como si fuera, porque de otro modo podemos deteriorar irreversiblemente la prenda.

La palabra clave es delicadeza

Una prenda de seda se lava a mano, con agua apenas tibia. El jabón que usaremos será el adecuado para prendas delicadas y lo debemos disolver previamente muy bien en el agua, antes de sumergir la tela. Todo se hace con suavidad, sin exigirle nada a la tela.

Algunos trucos

Si la prenda tiene una mancha, hay que quitarla antes. Eso lo haremos con mucho cuidado, sin frotar, con un algodón embebido en vinagre.

Si la prenda es de color blanco pero esta algo amarillenta, lo que haremos es disolver un poco de agua oxigenada  y hacer un remojo previo de esta forma. Igualmente el remojo debe ser breve.

Si queremos que los colores sean los iniciales, ya que se ha decolorado un poco, debemos añadir al agua un poco de limón. En este caso, al aclarar vamos a usar un poco de azúcar disuelta.

Se debe aclarar siempre con cuidado, de modo que no quede nada de jabón. Retiramos el agua con cuidado y secamos con una toalla bien limpia. Para secarla lo ideal es hacerlo al aire libre, pero nunca al sol directo.

Al hacer estas recomendaciones no he podido evitar recordar una novela que me ha gustado mucho: La seda negra. Pues, aprovechad el tiempo libre que es una novela que vale.