Trucos

Cómo limpiar el parabrisas del automóvil

Cómo limpiar el parabrisas del automóvil

Cuando vemos un automóvil que no está limpio, el dueño nos causa mala sensación. La desprolijidad de los objetos de una persona revelan algo de su personalidad, por lo que es muy importante mantener por ejemplo la limpieza del jardín. Si somos nosotros mismos quienes lo hacemos usando alguno de los muchos trucos para limpiar el automóvil, podemos detectar pequeños defectos o signos tempranos de deterioro, que merecen ser reparados y si lo hacemos cuando aún son pequeños, es mucho más fácil y barato.

Conducir con seguridad

Con el parabrisas las cosas son más serias. No se trata de una simple cuestión de imagen personal. Se trata de seguridad, ya que un parabrisas sucio o mal lavado provoca una visión alterada, lo que en un vehículo puede ser fatal.

Limpiar por dentro y por fuera

El parabrisas hay que limpiarlo desde el sector interior y desde el exterior. El sector interior se puede limpiar con papel periódico mojado en una solución de agua y vinagre. Queda perfecto.

El sector exterior se puede limpiar con una solución hecha con una cucharada grande de champú en un litro de agua. Aplicamos con un trapo limpio, pero con el cuidado de usar uno de los que no sueltan hilos o pelusa. Frotamos bien de modo que formen bastantes burbujas y dejamos actuar varios minutos. Solo nos resta quitar la espuma con un trapo limpio.

La ventaja de usar esto es que se marcan mucho menos las manchas y el polvo de adhiere menos. La otra ventaja especial es que tiene un cierto efecto antirreflejo.

Lo fundamental es que el parabrisas queda espectacular, es muy barato y es muy simple.